Urge justicia

Katya Morales Prado
Katya Morales Prado

En un Estado Constitucional de  Derecho, el Pueblo cede en favor del Gobierno el monopolio de administrar justicia, eso es parte del contrato social. Sin embargo, la pregunta inquietante en este tema es ¿Qué pasa cuando el Gobierno es incapaz de administrar una debida justicia?

Desde hace ya muchos años tenemos el País de cabeza, con el crimen organizado mucho más organizado que el gobierno y totalmente empoderado. Las historias de terror son impresionantes y basta dar una revisada rápida a las noticias para ver camiones incendiados en las carreteras, plantas industriales tomadas, mujeres asesinadas, desaparecidas y desaparecidos, ejecuciones, fosas clandestinas, huachicoleo, y así podría hacer una lista interminable del caos. Sí, desde hace mucho tiempo estamos en este horror, es cierto que este circo no empezó  en la administración actual, pero también es cierto que vamos de mal en peor y nunca habíamos estado en los niveles de violencia, inseguridad e impunidad que hoy vivimos o mejor dicho morimos.

Esta semana fue asesinado un estudiante de la Universidad de Guanajuato, un muchacho normal, tranquilo, podría ser cualquiera de nosotros, podría ser el hijo, sobrino, amigo de todos. Se dice que iban tres chavos en el coche, la Guardia Nacional les hizo el alto y al no obedecer se les disparó. Mi primera reflexión es que el ejército o la guardia nacional, como le quieran llamar, que no es lo mismo, pero es igual, no debería ser quien cuide el orden social. La formación que tienen es de combate al enemigo, de supremacía, se les entrena para vencer y atacar, deben derrotar al contrincante. Esto no opera cuando la misión es guardar el orden en una comunidad de civiles, en donde no se debe derribar al enemigo sino proteger al ciudadano. ¡Es inadmisible que dispararan, se supone que solamente pueden abrir fuego a manera de defensa! El ejército debe regresar a los cuarteles, tal como se prometió en campaña.

Esta fue una tragedia de hecho, pero de ella de deriva una segunda tragedia, ahora de derecho. ¿Cómo es posible que el Juez Federal de Control haya determinado la no vinculación a proceso del inculpado? El comunicado de la Universidad de Guanajuato habla de un terrible error en la imputación de la Fiscalía General de la República, ¿Cómo es posible que el Fiscal  haya presentado de manera tan incorrecta el caso al juez, hablando de tentativa de homicidio cuando sí hay fallecido? La muerte del muchacho nos duele a todos. La impunidad en el proceso  nos agravia infinitamente.

El Estado debe administrar justicia, debe asegurarse que tragedias como la vivida nunca vuelvan a repetirse, que los implicados tengan un juicio justo, en donde se analicen todas las circunstancias del caso. El Estado no puede proteger incapacidades, negligencias ni errores.

En un Estado Constitucional de  Derecho, el Pueblo cede en favor del Gobierno el monopolio de administrar justicia. Eso es lo mínimo que le exigimos, JUSTICIA.

 

Abogada egresada de la Universidad Iberoamericana León. Maestra en Derecho Corporativo, por la Universidad Latinoamericana. Maestra en Derecho Constitucional y Amparo, por la Universidad Iberoamericana León, con un Máster en Políticas Anticorrupción Iberoamericanas por la Universidad de Salamanca, España, cursando actualmente Doctorado en Derecho.