¿Por qué tenemos tales niveles de pobreza en Guanajuato?

Doctor David Martínez Mendizabal
Doctor David Martínez Mendizabal

Durante décadas he argumentado la inadecuación de las estrategias económicas y políticas del gobierno estatal con respecto a la dinámica de la pobreza en Guanajuato. Por desgracia, las cifras publicadas por Coneval en el 2021, me dan la razón. Veamos.

Pobreza en Guanajuato 2008-2020
Año Miles de Personas
2008 2,403.5
2010 2,703.7
2012 2,525.8
2014 2,683.2
2016 2,489.7
2018 2,587.8
2020 2,649.6

Fuente: Coneval. Medición de la pobreza.2021

Y la joya no de la corona, sino del fracaso es León,

Pobreza en León 2015-2020
Año Personas
2010 545, 519
2015 522,736
2020 816,934

Fuente: Coneval. Medición de la pobreza.2021

Cuatro afirmaciones sobre la pobreza se desprenden de estos dos cuadros:

1º Durante el lapso 2008-2020, se agregaron a las filas de la pobreza más de 246 mil personas en Guanajuato. Del 2010 al 2020, salieron de la pobreza sólo 54 mil 100 personas.

2º No hemos vuelto a alcanzar los niveles más bajos en nuestra tierra, los del 2008.

3º También se observa un núcleo duro en la entidad guanajuatense, intocable, de cerca de 2.5 millones de personas. Hay un gran piso permanente, impermeable a las políticas públicas.

4º Del 2010 al 2020, se sumaron a la condición de pobreza 271, 415 personas en León. Algo pasó en la ciudad cuerera que aumentó dramáticamente la población pauperizada en sólo 5 años.

Y en otro cuadro comparativo, el Coneval muestra que León, municipio de contrastes severos, pasó del cuarto lugar en pobreza nacional en 2015 al primero en 2020, por encima de Ecatepec, Puebla, Iztapalapa y Nezahualcóyotl.

El jueves pasado en la tribuna del Congreso de Guanajuato, se discutió la interpretación de estas cifras. Por fortuna no se le ocurrió a la fracción parlamentaria del PAN secundar a la presidenta municipal de León, quien señaló que en nuestro municipio “no había tantos pobres”; quien niega el problema no lo puede solucionar.

Las cifras sobre pobreza no sólo se leen sino se interpretan, porque las ideologías y las posturas políticas intervienen en la decodificación de los números. No se ve lo mismo desde una choza que desde un castillo, señalaba Federico Engels.

Mi interpretación sobre los factores detrás del aumento de la pobreza en León y en Guanajuato fueron expresados en el pleno del Congreso y la resumo del siguiente modo:

1ª La pobreza es problema irresuelto en Guanajuato desde hace tiempo. No es imputable ni al gobierno de AMLO, ni es reciente, aunque ciertamente se agravó por la crisis derivada de la pandemia. Si se considera el período 2008-2020 la pobreza creció y aunque disminuyó muy poco del 2010 al 2020, nos enfrentamos a un problema estructural que no ha encontrado políticas públicas y privadas adecuadas.

2ª La política salarial, vinculada estrechamente a la de ocupación y el empleo es determinante para explicar la pauperización en nuestra entidad. Abrir las oportunidades para que entre capital extranjero sin negociación alguna con respecto a las condiciones de trabajo no es la mejor forma de lograr el bienestar; tampoco lo es crear paraísos mentefactureros. Se ha dicho hasta el cansancio que el desarrollo es endógeno -y sin monopolios privados- o no lo es.

3ª Es tiempo que se evalúe correctamente la relación entre los programas de gobierno estatales y el combate a la pobreza. No existen evaluaciones confiables, en particular la del impacto real de la estrategia Impuso. Nada más el año pasado, electoral, por cierto, a la SEDSHU se le presupuestaron 1,742 millones de pesos. Necesitamos un órgano autónomo que haga la evaluación de impacto.

4ª La mejor “política de bienestar” en el combate a la pobreza son las remesas. No todos los 3 mil 98 millones de dólares enviados en los tres primeros trimestres del 2021 llegan a los bolsillos de la gente pobre, pero es indudable su aporte para el bienestar de comunidades y colonias.

Espero que el presupuesto que se apruebe en el Congreso local considere que por el bien de la colectividad primero las y los pobres. Pelearemos porque así sea, pues entre más nos tardemos en tomar en serio la pobreza como factor de exclusión y como obstáculo a un desarrollo sustentable e incluyente, seguiremos teniendo resultados como los que difunde el Coneval.

 

Trabajó en comunidades campesinas. Militante político y fundador de organismos de la sociedad civil. Pertenece a las CVX. Profesor de la UIA León desde 1981, ha ocupado diferentes cargos entre los que están Director General de Servicios Educativo Universitarios, Coordinador del Programa Universitario sobre la Pobreza y Director de Investigación. Actualmente coordina el Cuerpo Académico en Desigualdad Social y es profesor-investigador en el Departamento de Investigación y Posgrado. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt nivel I.