El Estadio León, un elefante blanco durante diez años

Nou Camp

El equipo de mis amores, los panzas verdes de León, ha tenido altas y bajas, en la historia del balompié nacional. Ha transitado por cambios en su escudo, colores, hasta en la manera de llamarlos por parte de los aficionados: verdiblancos, esmeraldas, fiera, etc. Así también ha permanecido tanto en Primera División como en Segunda División, hoy llamada 1º A, sin embargo, me surge la siguiente pregunta: ¿el equipo León, es el equipo del pueblo? Dejemos que su historia nos responda.

Quiero remontarme al año 70, cuando eran conocidos como los panzas verdes, en donde en sus filas militaban los cracks Luis “Chino” Estrada, Xelaju Anaya, Pachuco López, Darío Miranda  y otros más; cuando se enfrentaban con equipos como el Atlético Español, ahora Necaxa, o con las cremas del América,  ahora Águilas del América, sin embargo, en esta época, déjenme decirles que el equipo siempre estaba en media tabla,  fueron épocas difíciles, pero siempre con la camiseta bien puesta; respecto a los directivos, podemos recordar a Manolo Ortega Barrueta, Arturo Villegas Torres, Harold Gabriel, etc, sin embargo, en algún momento, algo pasó, que provocó que se dejara de invertir, tanto en la compra de jugadores como en contrataciones de buenos directores técnicos, a excepción del entrenador de Gómez Nogueira, quien  puso a trabajar duro a los jugadores, entrenando en la mañana y en la tarde, pero aun así, no fue suficiente, y poco a poco fueron perdieron vitalidad y descendieron a Segunda División y fue larga la sequía, desde el año 2002 al 2012, permaneció en esta división y a partir de ahí de dicho descenso, inversionistas y empresarios se fueron retirando, dejando solos a sus Directivos. Además, debemos recordar, que la afición brillaba por su ausencia, ya que no llegaban ni a cinco mil aficionados cuando había buenos partidos, y dicho sea de paso, las plateas y palcos, vacías en cada partido, el equipo según algunos aficionados no tenía nada que dar. El “nou camp” fue dos veces mundialista y en un momento dado hasta crecía el pasto por la falta de uso y mantenimiento. Se me viene a la memoria que siendo Presidente del Gran Torneo de Futbol de los Barrios, solicitamos jugar las finales ahí y a pesar de las reticencias, el Alcalde Jorge Carlos Obregón Serrano autorizó, el uso por un día, para el partido entre los jóvenes de la Preparatoria y el equipo que representaba las deportivas de León,  el emblemático lugar se había convertido en un elefante blanco. 

Un día, de forma inusitada a la afición dejó de importarle el equipo, dándole vida a esa frase, que nos recuerda que  en las buenas todos y en las malas nadie, sin embargo llegaron los Márquez, Eliseo y Ramón, empresarios francorrinconenses que vinieron a invertir y que creyeron en el equipo y  se empezó a trabajar. Estos empresarios, invitaron a Roberto Zermeño, quien quedó como Secretario; en el camino, los Márquez consideraron que no era el negocio que ellos pensaron, así que aparece en escena  Valente Aguirre, quien invierte y arriesga su dinero, con el riesgo de perder, pero con la visión de un empresario  más que un enfoque deportivo. En ese ida y vuelta, Valente Aguirre compra  la franquicia del equipo Curtidores que juega en primera A y logra ascenderlo, se veía todo color de rosa, la afición leonesa tendría dos equipos, pero el Sr Aguirre, pretendía vender al León y la afición salió a las calles y se opuso, lo que generó que se diera marcha atrás a ese proyecto, llevándose entonces al Curtidores a la ciudad de Puebla, pero la franquicia cambió de nombre, porque el equipo Puebla había descendido y ese Curtidores que la afición de León apoyó, actualmente juega pero con el nombre de Puebla.

Lo anterior, es una prueba fehaciente y contundente de que el futbol es un negocio mercantil, por lo que, retomando el tema del Equipo León, hace unos años el Grupo Pachuca compró la franquicia, y con el préstamo y cesión de buenos jugadores del Equipo Hidalguense, así como la inyección económica, el equipo volvió a sus fueros y la afición regresó a llenar los estadios, y consecuentemente el negocio regresó a las taquillas.

Desde mi particular punto de vista, creo que existe una manipulación a la afición, por intereses de los hombres de pantalones largos, de unos y de otros, porque a la afición nunca se le ha tomado en cuenta para efecto de saber si contratan o no a un jugador en específico o si suben o no los costos del boletaje, los dueños del equipo tampoco son unas almas de la caridad, por consiguiente cuando hay que hablar con la verdad, hay que hacerlo. En conciencia debemos ponderar que apenas a pocas semanas de que se licitó la construcción de un nuevo Estadio, se rumora que el millonario Carlos Slim es parte de este proyecto. Siguiendo este hilo conductor, es válido considerar que el futbol se ha tomado como un negocio de oferta y demanda, lo que no es válido es que se destinen recursos del erario  público, cuando existen cuestiones prioritarias en el tema de urbanización, infraestructura, salud, y no se diga seguridad, y si somos estrictos y sólo cuestionamos la materia del deporte, porque no destinamos estos recursos públicos al tema del deporte masivo, para lo cual hago un paréntesis e insisto en que todos los niños, niñas  y adolescentes deberían de tener acceso gratuito a las Unidades Deportivas en la ciudad y en el caso de los palcohabientes o dueños de plateas solo ellos tienen acceso al uso, por ser titulares de esas acciones y por ende ese tema se debe de discutir y dirimir entre ellos. Se vislumbra que el equipo León migrará al nuevo Estadio, una vez terminado y la afición con ella.  Este conflicto o litigio es entre particulares y los costos se están reflejando en lo que sembraron cada una de las partes involucradas, qué  se hizo bien,  lo cierto es que debemos saber distinguir entre causas sociales y asuntos litigiosos, los aranceles a los mercancía china, el aumento a la gasolina, el incremento a tarifas al transporte colectivo son todos causas sociales que traen aparejada la indignación social del pueblo, como por ejemplo.  Hace unos cuantos días en el país hermano de Chile por el aumento del Transporte Público, protestaron miles y miles de chilenos, ocasionando un gran daño la economía popular, éstas si son tragedias.