Al cáncer le dedico cinco minutos, a la vida el resto: Pau Donés

Pau Donés, líder de Jarabe de Palo

AGENCIAS.- El grupo español Jarabe de Palo celebra su cumpleaños número veinte al mismo tiempo que su cantante, Pau Donés, que acaba de llegar a Argentina, festeja su medio siglo de vida. El compositor y guitarrista lucha contra el cáncer con la misma fortaleza con la que encara una gira de 120 conciertos por diversos países para presentar su último trabajo, 50 palos, un proyecto que incluye actuaciones, nuevo disco y la publicación de un libro de su autoría. Desde 2015, durante los dos años que estuvo en casa -vive en la montaña, cerca de Barcelona- y desde que le diagnosticaron la enfermedad, aprovechó para escribir y diagramar este plan: el disco recogería sus temas más conocidos en formato acústico y recorrería diversas latitudes con una banda formada con piano, violonchelo, contrabajo y él en la voz, guitarra y percusión. “Al cáncer le dedico cinco minutos al día y pienso en el presente, en las cosas que me quedan por hacer”, afirma. Tras actuar este sábado en Montevideo, el músico presentará su show hoy en el Teatro Ópera, a las 21 horas, y mañana en Córdoba.

-¿Cómo será el show de hoy?

-Pensamos en hacer algo que se saliera de lo habitual y así como los conciertos de Jarabe conducen más a la excitación, quisimos hacer algo más emotivo, en teatros y salas más pequeñas. Planeamos 30 o 40 conciertos y al final serán 120. Reversionamos los temas a instrumento y voz, tal como los parimos. Grabamos un disco con 22 temas de los de siempre, junto con “Humo”, una canción nueva que escribí cuando que estuve en casa por la enfermedad. También escribí el libro de 50 palos, que tiene más que ver conmigo que con Jarabe, en el que hablo de la humildad, del sexo, del éxito y del fracaso, del hombre y de la mujer, de la homosexualidad, de la libertad.

-En este disco, que es una recopilación de los mayores hits de la banda, ¿qué adornos se agregaron a los temas?

-Hemos agregado una sección de cuerdas, sintetizadores, bases electrónicas. Quisimos hacer un poco un experimento dentro del concepto del desnudo, de las canciones a voz y piano. Y pienso que hay algunos temas que han ganado más, como “No te duermas”, “La Flaca” -con la trompeta y el piano- o “Grita” -con el violonchelo, el piano y la guitarra acústica. El planteamiento ha gustado.

-Estas 22 canciones cuentan con nuevos videos que las acompañan, ¿cómo fue ese trabajo?

-Todas van acompañadas de una proyección en los shows. El planteamiento estético del escenario incluye una proyección de esos videos en directo.

-¿Cuál ha sido el recorrido de la banda a lo largo de estas dos décadas?

-No soy de hacer retrospectivas, pero veinte años nos han dado para mucho, para crecer como músicos y para ser mejores seguro, porque además nos hemos aplicado en eso. Nunca estuvimos en la música para ser famosos, sino para hacer canciones y tocar, y ahí ha habido una evolución. Pero pienso que el crecimiento, sobre todo, ha sido en lo personal, por poder vivir de lo que te gusta, tener la oportunidad de viajar y de conocer en general.

-¿Qué representa Jarabe de Palo dentro de la escena musical española?

-¿Crees que hubo una renovación interesante en las últimas décadas dentro del panorama musical español?

-No hay muchas oportunidades para eso. La música en España no es cultura. En Argentina, la música es patrimonio, los artistas son patrimonio cultural del país. En España, no. En España, la música es entretenimiento. Sí que hay espacio para el mainstream, música de poca calidad, canciones sin mensaje, pero la música con mensaje, que tiene que ver con el rock más que con el pop, tiene que pelearla por otros canales, básicamente por Internet, pero, por ejemplo, en la radio, no hay espacio para el rock. En España es así.

Hablando de mensajes y luego de revisar las letras de 50 palos, uno se encuentra con reiteradas alusiones a temas sobre la existencia, el paso del tiempo, el crecimiento personal. ¿Reflexionas habitualmente sobre ello?

-Me gusta escribir sobre la vida en general. Canciones como “Bonito” o “Depende”, sí que van por ahí, aunque también tenemos muchos temas que hablan de amor, como “La Flaca”, “Agua” o “El lado oscuro”. Nos movemos entre esas dos aguas. Una vez Antonio Vega me dijo: los músicos somos músicos por nuestra dificultad a la hora de expresar lo que sentimos y de comunicarnos, y por eso lo hacemos a través de la música, que es con lo que nos sentimos cómodos. A mí me ha pasado lo mismo, he utilizado la música para exteriorizar ideas, sentimientos y emociones.

-En una publicación reciente mencionabas que el tema que los hizo famosos, “La Flaca” (que hace 20 años musicalizó un anuncio de Ducados), se inspiró en una breve historia de amor con Alsoris Guzmán, una mulata “de belleza impresionante” que conociste en Cuba en 1995 cuando buscaban rodar el videoclip de El lado oscuro. Decís que ella aceptó , aunque por lluvia no pudieron grabarlo, y que conviviste con ella varios días, junto al equipo. También insinuás que a ella “le gustó más de lo normal” una chica del equipo, pero que finalmente se mudó a tu habitación y te enamoraste y le escribiste la canción. Pero la protagonista, en una nota posterior, supuestamente negó algunas de estas afirmaciones ¿Cómo fue la verdadera historia que inspiró la canción?

-Una periodista que tenía que sacar un artículo sobre las canciones más populares de los veranos españoles, quiso investigar por ahí y me llamó para intentar crear un poco de polémica y le dije: chica, no sé lo que pretendes. Intentó crearse esa historia especial sobre La Flaca, supongo que para que la gente leyera la nota, pero la historia es como la conté, por lo menos como la viví yo, puede ser que la estuviera soñando y que después me despertara en Barcelona.

-¿Volviste a ver a “la Flaca” en alguna ocasión?

-Nos vimos al año siguiente, en Cuba también cuando fuimos a tocar al teatro Carl Marx, pero el hechizo se rompió en cinco minutos. Y me dije: ésta ya no es mi flaca. No es que ya no me gustara, pero toda esa magia que había crecido en esos quince días y que fue tan poderosa como para acabar escribiendo esa canción, de pronto se había desvanecido.

-La versión de “La Flaca” que cantás junto a Joaquín Sabina acabó siendo quizás tan famosa como la original. ¿Cómo surgió la idea de invitarlo a cantar?

-Surgió en un programa que dirigía Miguel Bosé, Séptimo de caballería (TVE), y estaban de invitados los Ketama, Kiko Veneno, Jorge Drexler y Joaquín. Todo el mundo pensaba que Joaquín no vendría, pero cuando llegó, abrí la puerta del camerino y estaba lleno de humo, y al fondo un personaje con un whisky, fumando, que era él y me dice: cómo estás, he hecho unas variaciones en la letra porque sino esto no tiene gracia, qué te parece. Y le dije: canta lo que quieras. Y salió como salió, el maestro es el maestro, que haga lo que quiera. Tengo una relación estupenda con él, es un tipazo.

-De muy jovencito se te vio compartir escenario con grandes como el propio Luciano Pavarotti, en la gala de Pavarotti and friends. ¿Pudiste hablar con él?

-Sí, porque le regalé un jamón y le encantó. Era un tipo enorme, con esas cejas pintadas y se movía muy lento e impresionaba mucho.

-¿Cuánto tiempo llevás viniendo a Argentina y cómo es el público de este lado del Atlántico?

-Desde 1998. Nuestro público supongo que es gente a la que la acompañan nuestras canciones, porque les evocan situaciones que han vivido. Es un público cariñoso, muy respetuoso, y pienso que lo más es que cantan las canciones conmigo, y eso es porque ya son suyas, porque les hacen sentir bien. Aquí me siento como en casa.

-Hablando de estar en casa. ¿Cómo vivís lo que ocurre en Cataluña?

-Se está amplificando mucho el asunto. El tema de la independencia tiene que ver con el nacionalismo catalán, que tiene un idioma distinto, una idiosincrasia. Que no se permita a una autonomía dentro de un estado, a un pueblo, opinar sobre algo así, es del siglo pasado. No se puede prohibir una consulta popular. Las democracias están para eso, para que la gente opine sobre lo que quiera. Todo está servido para sacar a la luz una serie de personajes de una época gris de España, el franquismo. Yo no soy independentismo, soy nacionalista a tope, y creo que hay que reconocer esa nacionalidad porque somos distintos, no tiene nada que ver un catalán con un madrileño o con un gallego.

-¿Pensás que Cataluña puede llegar a independizarse?

-No, es imposible, porque Europa no lo quiere.

Compartir
En PlatinoNews generamos y difundimos contenido de valor. Nuestro objetivo es informar a la comunidad sobre hechos de interés y de ayuda cotidiana, finanzas, tecnología, cultura, deportes y tendencias.